Actualice su navegador

Actualice su navegador

Está usando una versión antigua de su navegador. Le recomendamos que lo actualice o cambie de explorador para mejorar su experiencia web.

Web del grupo
El Ibex, plano y cauteloso a la espera de la 'super-reunión' del BCE
Está en: Inicio > Bolsa > Noticias > El Ibex, plano y cauteloso a la espera d ...
20 Septiembre 201907:28

El Ibex, plano y cauteloso a la espera de la 'super-reunión' del BCE
12-09-2019 - 12:59

MADRID, 12 SEP. (Web Financial Group) .- El Ibex cotiza plano a estas horas (9.058 puntos) mientras los bancos optan claramente por las subidas a la espera de la reunión del Banco Central Europeo (BCE). Se espera muchísimo de este encuentro y por eso es tan fácil que acabe decepcionando. Se prevé que Mario Draghi explique los detalles de la nueva ronda de subastas de liquidez (TLTRO) que anunció hace meses, pero además también se espera que anuncie un recorte en los tipos de facilidad de depósito (previsiblemente hasta el -0,5%), el reinicio del programa de compra de activos (QE), la exposición de nuevas precisiones económicas e incluso un recorte en los tipos generales de referencia del 0% al -0,2%.

Los analistas, sin embargo, no logran ponerse de acuerdo sobre lo que ocurrirá finalmente. Hay quien cree que el recorte en los tipos de depósito será hasta el -0,6%; hay quien piensa que no habrá anuncio de QE; hay quien considera que sí que lo habrá, pero que se limitará a compras de 15.000 o 20.000 millones al mes; y los menos apuestan por ese recorte en los tipos, actualmente en el 0%. En lo que sí coinciden todos es en que el BCE tendrá que dar "algo" a los bancos para que no acaben marcando nuevos mínimos tras ese nuevo recorte de tipos. Los analistas de eToro lo expresan muy gráficamente al afirmar que "Draghi tendrá que echarle un hueso a la banca si quiere salvarse del motín".

Con todo, los índices europeos cotizan casi planos, con signo mixto. Un experto señalaba que, con Mario Draghi, una cosa es cómo se empieza el día y otra cómo se acaba. Estas jornadas suelen caracterizarse por mucha volatilidad, producto de los nervios, y por movimientos en ocasiones erráticos y poco justificables por los anuncios. Las interpretaciones son múltiples y variadas y ello contribuye a esos vaivenes bursátiles.

Las alzas de esta mañana a primera hora han venido propiciadas por el anuncio de Donald Trump, que anoche publicó en Twitter su intención de retrasar en dos semanas (del 1 de octubre al 15 de octubre) el aumento de aranceles a las importaciones chinas por valor de 25.000 millones. Trump ha dicho que es un "gesto de buena voluntad" y que lo ha hecho a petición del viceprimer ministro chino debido a que la potencia asiática celebra su 70 aniversario. Este movimiento de EEUU alimenta el optimismo de cara a las reuniones entre las dos super-potencias previstas para octubre.

En cuanto a otros asuntos de este jueves, hoy se ha publicado el IPC de agosto en Alemania, que ha quedado en -0,2%, tal y como esperaba el consenso. También en Alemania, el instituto IFO ha recortado sus previsiones de crecimiento para el país y ha señalado que la recesión afectará a la economía más grande de Europa en el tercer trimestre. Además, hoy se ha conocido la producción industrial de la eurozona de julio, que queda en el -0,4% cuando se esperaba -0,1%. Esta tarde se conocerá el IPC de agosto en EEUU.

Asimismo, cabe destacar que el grupo conocido como OPEP+ se reúne este jueves para estudiar nuevos recortes en la producción de crudo.

Finalmente, desde el punto de vista técnico, la buena noticia es que seguimos teniendo impecables mínimos y máximos crecientes en el Ibex, señalan los analistas de Bolsamanía, que creen que Europa seguirá el buen tono de EEUU y que, a su vez, el selectivo español seguirá al resto del Viejo Continente. "Ya no tenemos resistencias en el Ibex hasta los 9.400-9.410 puntos, el famoso huevo bajista del pasado mes de julio. Ahí es donde está la madre de todas las batallas", insisten los expertos de Bolsamanía.
Buscar noticias sobre: